Posee largas y brillantes hojas pinnaculadas pinnatisectas doble serradas que van desde un color blanco amarillento en la vernación hasta un verde oscuro en su limbo. El tallo de la planta es de un color verde oscuro. La planta alcanza una altura de 35 a 40 cm en su madurez. Es muy resistente al frío, por lo que su cultivo en invierno es extensivo en Japón donde ha sido cultivada desde hace siglos como alimento y planta decorativa.

El sabor de la mizuna ha sido descrito como “picante”, “un poco picante”, “ligeramente picante” y “picante pero menos que la rúcula”. Debido al sabor ligeramente picante de la mizuna, es utilizada como contenido principal de ensaladas, sopas, como preparación salteada junto a otras plantas y verduras o también como acompañamiento junto a carnes. Debido a la alta proporción de agua que poseen las hojas, cuando se les aplica calor, su volumen se reduce hasta aproximadamente la mitad de su tamaño original, por lo que en platos salteados, sopas y preparaciones calientes es necesaria una gran cantidad de hojas. Las hojas cortadas de la planta se pueden mantener hasta 5 días en refrigeración, pasado los 5 días el sabor y la textura de las hojas comienza a deteriorarse.