Por: Juanita Rodríguez (Emprendedora)

La seguridad alimentaria es algo que no tomamos en cuenta hasta que valoramos realmente que la comida es una necesidad diaria del ser humano y que definitivamente desconocemos mucho sobre la cadema productiva.

Huerto en casa nació con toda esta crisis de la pandemia y el aislamiento a que nos tocó someternos.

Estando tanto tiempo confinados y sin saber qué hacer para invertir el tiempo e involucrar a la familia, pues pensé en desarrollar una actividad donde aprendiéramos juntos mi familia y yo.

Entonces, yo que tengo como Hobbie el cultivo de cactus y suculentas, pensé que sería interesante compartir mi experiencia con la gente en algo que tuviera una aplicación práctica para cualquier persona.

Empecé a investigar lo fácil y gratificante que era cultivar hortalizas en la casa, pero también pensé en las personas que tienen espacios reducidos como apartamentos; entonces concluí, que con un buen sustrato, o tierra debidamente abonada y fertilizada, y unas plántulas germinadas en invernadero, era muy viable que cualquier persona con acceso a luz solar y dedicándole media hora tres veces por semana, podría hacerlo.

La idea es que la gente en sus casas se involucre con el tema de la autosostenibilidad, es decir que puedan sacarle jugo a lo que nos ofrece la naturaleza sin tener que estudiar ni asesorarse de profesionales del campo (para eso está nuestro equipo de trabajo).

Recibe tu paquete, saca los compenentes cuanto antes y siembra.

Ellos -nuestros clientes-, aprenden lo que es sembrar, echarle agüita cada dos o tres días y ver con paciencia como sus propias maticas van creciendo día a día con la gratificación que después de dos o tres meses, pueden sacar una hojita de lechuga para la hamburguesa, una ramita de cilantro para el sancocho, o un brócoli para la ensalada.

El sabor de probarlos en el almuerzo que se preparó, sabiendo que uno mismo los cultivó, regó, cuidó y cosechó; no tiene precio.

Nuestro Kit viene con sustrato fortificado listo para la siembra

huerto en casa colombia

Lo más lindo de este proyecto es que uno descubre que cultivar en la casa es más fácil de lo que parece. Es cuestión de creatividad, algo de espacio con luz natural y bien aireado y sobretodo constancia.

Otra experiencia que hemos aprendido es que la gente con la que estás confinado y sobretodo los niños aprenden cómo es que la comida no llega del supermercado sino del campo.

Y sobretodo, despierta una pasión oculta de alimentar la tierrita y que cultivar algo, no solamente hortalizas sino cualquier actividad que realices en la vida; produce una cosecha.

Tenemos muchos clientes en Tunja y Bogotá. Ofrecemos el soporte vía WhatsApp muchas veces a la gente les da miedo que se mueran las plantas.

Pero uno les dice, tranquila que ellas van pa’lante.

Lo importante es regarlas con cuidado de no inundarlas no dejarlas con la tierra seca… eso uno lo va aprendiendo con el tiempo.

En cierto momento hay que cambiarlas a una matera más grande porque ellas se estancan si las raíces no tienen pa’ donde coger, igual que uno.

Pero lo importante de nuestro emprendimiento es que estamos abiertos a ayudar a los clientes, a responder sus dudas y sobretodo: (espacio de 3 segundos) a seguirle proveyendo más tierrita abonada, más plántulas para su proyecto y sobretodo: más ideas para construir su huerto en casa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *