Por: Gabriel Burgos (Ingeniero Agrónomo)

La agricultura urbana es una actividad que ha ido tomando fuerza, ya sea por la falta de ingresos de algunas personas para conseguir su alimento, o porque algunos prefieren consumir alimentos producidos por ellos mismos garantizando su limpieza.

Antes de iniciar un huerto urbano debemos tener en cuenta algunos aspectos básicos para garantizar su viabilidad:

1. área disponible

2. ubicación

3. insumos disponibles

El área disponible nos sirve para determinar qué tipo de cultivo vamos a plantar, ya que hay hortalizas que requieren bastante espacio para crecer (por ejemplo las ahuyamas) y otras requieren estructuras que le permitan trepar (frijol). Recordemos que en espacios reducidos, por ejemplo los balcones de apartamentos, es posible disponer de las paredes para sembrar tipo Jardín Vertical.

En cuanto a la ubicación es importante tener en cuenta que cualquier cultivo que planteemos necesita buena disposición de luz solar (por lo menos de 4 a 6 horas de luz directa). Por ello es importante sembrar en lugares con acceso a luz, bien ventilados y protegidos de la lluvia excesiva o el frío extremo.

El tercer aspecto pero no menos importante son los insumos que vamos a necesitar que dependen del área a sembrar, el tipo de siembra y el tipo de plantas a cultivar (recordemos que las suculentas necesitan un sustrato muy diferente a de las hortalizas, por ejemplo), también abarca los recipientes que alojarán nuestras plantas que pueden ser macetas de barro o cemento, vasos biodegradables, botellas de pet, y hasta tubos de PVC. Prácticamente cualquier recipiente reciclado nos sirve, pero recomiendo que tenga agujeros de drenaje para evitar inundaciones y posteriores pudriciones.

El sustrato debe ser una mezcla de tierra negra, abono orgánico, cascarilla de arroz y una mezcla de nutrientes minerales que fortalecerán nuestros cultivos y los hará crecer más facilmente reduciendo significativamente la necesidad de cuidado permanente.

El agua es el elemento más importante: mucha agua nos pudre la planta y poca afecta su crecimiento. Por ello debemos desarrollar un sentido especial que iremos adquiriendo con el tiempo y la experiencia, el cual nos indicará con solo observar las hojas y la tierra, si la planta necesita agua o no.

La creatividad es una herramienta importante en espacios reducidos

Las hortalizas y las aromáticas, son dos tipos de cultivos muy utilizados; por su fácil adaptación y ciclo de vida corto, y porque requieren de menos exigencias respecto a los cuidados.

Sin embargo si tenemos áreas más grandes como jardines, solares o lotes, podríamos pensar seriamente en sembrar frutales que son cultivos de cosecha semestral, aunque el factor climático es esencial en su desarrollo (el plátano requiere de clima templado, por ejemplo).

Nuestro Kit viene con sustrato fortificado listo para la siembra

huerto en casa colombia

Para concluir, es muy importante destacar que otro beneficio del autocultivo es, además de fomentar la autosostenibilidad, que contribuye con la reducción de producción de basura ya que para construir un sustrato bueno para el cultivo, es necesario generar composta.

La composta es el resultado de la oxidación de la materia orgánica que desechamos día a día en las actividades de nuestro hogar (cáscaras de huevo, cáscaras de fruta, sobras de comida).

Este proceso se podría definir básicamente como el retorno de los minerales que componen los elementos orgánicos a la tierra. Por ello es un elemento esencial en la fabricación de una buena tierra para cultivar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *